El Ayuntamiento de Calatayud avanza con las reivindicaciones históricas de Marivella

El Ayuntamiento de Calatayud se ha propuesto ofrecer una solución a los problemas urbanísticos que desde hace décadas afectan al núcleo de Marivella. Una zona que creció sin servicios básicos y en la que se concedieron licencias para construir viviendas.

Esta semana, el Ayuntamiento de Calatayud ha aprobado un Anteproyecto, en el cual se comenzó a trabajar en 2014. Un largo camino dada la complejidad urbanística del asunto y la necesidad de realizar consultas a otras instituciones como la CHE, INAGA o ADIF.

Las viviendas se abastecen actualmente de pozos particulares, donde se ha detectado un agotamiento de recursos, y presentan un saneamiento de carácter precario, con las afecciones ambientales que ello ocasiona. «Durante años no se ha afrontado este problema y hemos decidido ofrecer una solución definitiva a una situación insostenible desde el punto de vista sanitario. Debemos actuar con responsabilidad ante un elevado número de familias de nuestra ciudad que residen en una zona considerada urbana», explica el alcalde, que apuesta por la ejecución de infraestructuras que aseguren condiciones de habitabilidad adecuadas.

El Anteproyecto aprobado cuenta con tres fases y se dará prioridad a la primera, centrada en el abastecimiento y el saneamiento. Esta actuación tiene un coste aproximado de cuatro millones de euros, para la que el Ayuntamiento ha buscado una solución eficiente en lo técnico y económico, incluyéndolo en el nuevo contrato de gestión de agua municipal.